Article brought to you by: Catholic Online (www.catholic.org)

Obispo mexicano que denunció al crimen organizado deja Michoacán por seguridad

By Aci Prensa (ACI/EWTN Noticias)
November 7th, 2013
Catholic Online (www.catholic.org)

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) confirmó hoy que el Obispo de Apatzingán, Mons. Miguel Patiño Velázquez, abandonó el estado de Michoacán por razones de seguridad y que actualmente se encuentra en un retiro espiritual.

MÉXICO D.F. (ACI/EWTN Noticias) - Mons. Eugenio Andrés Lira, Secretario General de la CEM, informó además que el Prelado participará la próxima semana en la 96º Asamblea Plenaria de esta institución en Lago de Guadalupe, Estado de México, donde hablará sobre la narcoviolencia en Michoacán.

Desde mediados de octubre, el Prelado ha denunciado públicamente las accione del crimen organizado. No sólo ha expuesto las rutas de la droga sino que cuestionó la labor de protección -fallida- del gobierno en todos sus niveles.

El Obispo, como muchos otros, encuentra extraño que luego de años de trabajo de inteligencia, no se haya capturado a uno solo de los líderes del crimen michoacano como la Familia Michoacana, los Zetas, el cártel Nueva Generación y los llamados Caballeros Templarios.

Según algunos analistas como el periodista Ricardo Alemán, Mons. Patiño ha deslizado además la idea de que "algunos sectores del gobierno y los delincuentes podrían trabajar juntos".

Al respecto y sobre la grave situación de Michoacán, Guillermo Gazanini Espinoza ha publicado un detallado artículo en la web del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), titulado "En la Cámara nunca lo dirán" en el que afirma que "las amenazas al clero y al Obispo han sido de las más graves desde el asesinato del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo", quien fuera Arzobispo de Guadalajara y que muriera asesinado en mayo de 1993.

Para Gazanini, miembro del Colegio de Abogados Católicos de México (CACM), que critica la tardía reacción de los miembros del Congreso de la Unión, los diputados que lo conforman hablan con aparente "autoridad moral" y sobre "los males que no les afectan directamente. Levantar la voz, como dicen, ya no sirve".

"No podemos seguir esperando a que la descomposición continúe y la Iglesia, fieles y clero, estén amenazados de muerte ante la situación de emergencia derivado de la rapiña y la grave situación de pobreza, además del encubrimiento y corrupción de los responsables políticos que toleraron el crecimiento del crimen organizado que, en otro tiempo, la asociaron a grupúsculos fácilmente controlables", denuncia.

Gazanini criticó que ningún diputado en la Cámara se haya referido al "Obispo de Apatzingán, a la Arquidiócesis de Morelia y a la solidaridad de la Conferencia del Episcopado Mexicano (con el primero). Ninguno declaró a favor u opinó sobre las acciones de los prelados revelando lo que sabemos. Su realidad no encaja con la de miles de michoacanos que todos los días no saben si llegarán a ver un nuevo día y de la cual la Iglesia se ocupa diariamente".

El miembro del CACM escribe además que "nunca dirán en la Cámara la cifra de sacerdotes y agentes de pastoral amenazados o que han perdido la vida. Nunca dirán la cifra de muertos que, al momento de discurrir, se ha consumado en las zonas violentas; jamás se dirá en tribuna quiénes son los políticos involucrados".

Gazanini critica asimismo que "jamás explicarán qué pasó con el exdiputado prófugo de la justicia, Julio César Godoy, el más célebre ejemplo de la narcopolítica y de cómo el crimen puede llegar al poder; nunca reclamarán que las estrategias de la presente administración, por más evidente que sean, ya revelan la existencia de un estado que no pueden controlar ni al más sencillo policía y menos manejar, lejos de la corrupción, el destino de los recursos federales."

A birth foretold: click here to learn more!

Article brought to you by: Catholic Online (www.catholic.org)